Déjanos tu mensaje

Categorías

Beneficios de los abrazos para los niños

Publicado el : 06/03/2019 10:30:33
Categorías : Artículos de interés

abrazar niño

Los abrazos son buenos para la salud de los adultos, incrementan la confianza y la seguridad, reducen el enfado, mejoran el estado de ánimo y fortalecen el sistema inmunitario. A quien no le sienta de maravilla un abrazo cuando estamos bajos de ánimos, hemos tenido un mal día o cuando nos han dado una buena noticia y queremos compartir nuestra alegría.  Los abrazos son buenos y ya veis que motivos para abrazarnos no nos faltan.

Y ¿qué hay de los niños? Abrazar es una muestra de afecto y a veces a muchos adultos les cuesta hacerlo, incluso a sus hijos. Abrazarlos es bueno para ellos y para nosotros, es una manera de expresar nuestros sentimientos, un hecho que no es fácil para todos.

Beneficios de los abrazos para los niños

-Refuerza sus autoestima. Es una manera de sentirse queridos, aumentar su confianza  y de ser más felices. Los abrazos siempre son positivos.

-Fortalece el apego y el vínculo con los padres.

-Aporta seguridad. En los brazos de sus padres los niños se sienten protegidos y aceptados. Esta seguridad le ayudará a tener una comunicación más abierta.

-Disminuye la tristeza y la ansiedad.

-Les llena de energía. Los abrazos están llenos de energía emocional.

-Tienen un efecto calmante y también le facilitan el poder dormir mejor.

-Les calman de los berrinches. Nada como un buen abrazo para calmar las rabietas ya que como hemos comentado en alguna otra ocasión, en algunas edades nuestros pequeños no saben auto regularse.

-Fortalece el sistema inmunológico.

-Seguro que habréis oído hablar de la hormona del amor, es aquella que liberamos cuando acabamos de ser madres. Pues bien, cuando nos abrazan también se libera esta hormona y por lo tanto tenemos una sensación de bienestar.

Así que...

En general, los abrazos mejoran el estado de ánimo de nuestros hijos y aunque algunos creen que los niños que reciben muchos abrazos se mal acostumbran, nada más lejos de la realidad, tenemos que abrazar a nuestros hijos lo máximo que podamos.

Algunos estudios han demostrado que los hijos con padres afectivos crecen más felices y menos deprimidos. Hay quien cuantifica en 12 el número de veces que debemos abrazar a nuestros hijos, pero a lo mejor es más importante hacerlo de manera constante y sincera.

¿No creéis?

Y ahora, ¿vas a darle un fuerte abrazo a tus hijos?

Compartir en:

Se debe guardar

Haga clic aquí para registrarle

Añadir un comentario