Estamos en linea pregúntanos

Categorías

Novedades

Cómo afrontar la discapacidad de un hijo

Publicado el : 06/08/2018 11:25:05
Categorías : Artículos de interés

Cómo afrontar la discapacidad de un hijo

Tener un hijo con alguna discapacidad puede no ser lo planeado, pero de ser una realidad es un proceso que cada padre tiene que recorrer y cada uno lo hará a su ritmo, pero hay algunas pautas que ayudan a conseguirlo

El niño viene primero; la discapacidad viene en segundo lugar. Si los padres pueden relajarse y confiar en ellos mismos, amar y jugar con su hijo, este se beneficiará.

Aceptar la discapacidad es asimilar e integrar lo que se tiene. Con lo positivo y lo negativo.

Afrontar la realidad

Es muy común la sensación de que “hay algún error”, “no puede ser”, Se trata de una reacción natural a un dolor muy profundo.

Es necesario reconocer donde estamos para empezar a moverse. Atender a este niño con discapacidad, buscar recursos, entender lo que realmente necesita. Afrontar la realidad, adaptarse, salir del propio dolor para reunir las fuerzas necesarias para seguir adelante con lo que realmente ocurre. Y sí, esta es la parte más difícil.

Reconocer al niño por encima de la discapacidad

Como todos necesitan ser queridos, comer, descansar, salir a pasear…cuando los padres se centran en esas rutinas, dejando un poco de lado lo que es especial o diferente al resto, es más fácil normalizar la situación.

Vivir el presente, centrarse en el día a día

Vivir el día a día, es una de las estrategias que mejor funcionan a las familias con hijos con discapacidad. Se trata de reconocer que el “hoy” es la base para construir el futuro de nuestro hijo.

Centrarse en pequeños pasos, pequeños objetivos a corto plazo. De esta manera, se disminuye la angustia que genera el futuro y la incertidumbre. Se trata de no dejarse arrastrar por esa necesidad de controlarlo todo. ¡ Tú puedes !

Pensar en positivo

Optimismo no es creer que vivo en el mejor de los mundos. El optimismo es tener una fuerte expectativa de que, las cosas irán bien a pesar de los contratiempos y las frustraciones.

Los niños con una discapacidad tienen algunas limitaciones, pero también tienen capacidades, y es importante poder reconocerlas, por pequeñas que sean. ¡Todos las tenemos!

Volver a las rutinas, normalizar la vida familiar

Muchas madres y padres describen cómo les ayudó recuperar las rutinas…pero sin perder de vista lo que es usual en cada familia. Recuperar las actividades familiares: comer juntos, las vacaciones...

Cuidar de las relaciones importantes

Si mejoramos y cultivamos nuestras relaciones aumentaremos las emociones positivas que nos llevarán a atraer más relaciones y de mayor calidad.

Muchos padres reconocen que han tenido la oportunidad de conocer a otros padres, con las que han podido establecer una relación muy valiosa, que se fundamenta en el estar conectados por compartir una situación muy similar.

Cuidar de uno mismo

Muchas familias destacan la importancia que tiene disponer de un tiempo personal para cuidar de uno mismo

Tener un hijo con discapacidad es como una carrera hay que dosificar las fuerzas y tener en cuenta que el recorrido es largo y  es muy importante ser conscientes de nuestro nivel de energía en cada momento.

Compartir en:

Añadir un comentario

 (con http://)