Déjanos tu mensaje

Categorías

Consejos para la extracción de leche materna.

Publicado el : 10/05/2019 17:33:49
Categorías : Artículos de interés

¿Cómo realizar la extracción de la leche materna?

Si ya eres madre hace tiempo lo habrás experimentado... Si eres madre primeriza ¡Presta atención a nuestros consejos sobre la extracción de leche materna!.

Una vez concluido el parto la sensación es inevitable, sientes los pechos como si fueran a explotar y no sabes cuando comenzar con las extracciones de leche, cuantas veces al día debes hacerlo, qué posición es la mejor, cuanto tiempo debes hacerlo y mil cosas más... 

Primero, ¡Pausa!. Realiza una consulta con tu médico, allí te darán la pauta sobre cuando comenzar, no todas las mamis ni todos los bebés son iguales. En teoría, puedes empezar a extraer leche en cualquier momento. En la práctica, sin embargo, la mayoría de profesionales sanitarios recomiendan que establezcas tu rutina de amamantamiento antes de utilizar un extractor de leche.

Si ya llevas un tiempo con tu bebé, seguramente ya conozcas su rutina de tomas. ¡Ha llegado la hora de comenzar!

¿Qué necesito?

Un extractor de leche o puedes hacerlo con tus manos. Sea cual sea la opción elegida, debes recordar que es una tarea que tomara algo de tiempo, por lo que debes estar preparada. Coge tu teléfono, una bebida, la bolsa para leche y paciencia. Recuerda esterilizar siempre todos los productos que están en contacto con tu bebé. 

Si utilizas un extractor: Cuando vayas a extraerte la leche, el primer paso es asegurarte de que tu pecho ocupe la totalidad de la copa del sacaleches. Debes crear un sello para que todo funcione de manera eficaz y sin lastimar la zona.

Durante la extracción, utiliza una mano para masajear tu pecho comenzando de la axila hacia el pezón.

No pares la extracción hasta que ya no quede leche en cada pecho. El tiempo que se tarda depende de cada madre e incluso del día. No te preocupes si solo consigues una pequeña cantidad de leche. Cada caso es diferente y con el tiempo será más fácil. Habrá momentos del día en los que tu producción sea mayor. También puedes aprovechar, si tienes un bebé pequeño, a realizar la extracción de leche del pecho contrario. 

Si prefieres hacerlo con tu mano: Debes coger el pecho con la palma de la mano y coloca el pulgar por encima del pezón. Comprime y suelta el pezón hasta que la leche comience a fluir. Repite esta acción hasta que ya no salga más leche del pecho y después pasa al otro pecho. Cuando hayas completado el ciclo en ambos, almacena la leche en un recipiente esterilizado.

Puede parecer un poco extraño extraer leche con la mano, y lleva un tiempo coger la técnica, ¡no debes preocuparte si no sale a la primera!.

La extracción de leche no debería doler. Si sientes molestias durante la extracción, o si observas ampollas o rozaduras en los pezones o los pechos, reduce el nivel de succión del extractor de leche.

¿Cómo conservarla?

Lo mejor para preservar la frescura de la leche es almacenarla en biberones de plástico o de vidrio con cierre hermético. También puedes usar bolsas de plástico especiales para guardar leche. Recuerda escribir la fecha en la botella o bolsa antes de meterla en el refrigerador o el congelador, así sabrás cuándo te la sacaste. Utiliza primero la leche más vieja. Y no combines la leche fresca con la congelada.

Tu leche no debería oler o tener un sabor agrio. Sin embargo, después de que la descongeles es probable que tenga un leve olor a jabón debido a los cambios que ocurren en la grasa. No te preocupes que eso es normal. 

Con estos consejos, ahora podrás dejar tranquilamente a tu peque en la casa de sus abus, tias y tios sin que su toma regular de leche materna se vea interrumpida. Encuentra los mejores packs de regalo personalizado con divertidas frases para toda la familia. ¡Así quedará!

¿Quieres compartir tu experiencia? Comenta y comparte tus conocimientos.

Compartir en:

Se debe guardar

Haga clic aquí para registrarle

Añadir un comentario