Déjanos tu mensaje

Categorías

Consejos para proteger al bebé del calor

Publicado el : 06/06/2018 11:25:11
Categorías : Artículos de interés

Proteger bebé del calor

Parece que el calor ha llegado para quedarse. Y con él, empiezan las dudas sobre cómo debemos vestir a nuestro bebé y qué precauciones tomar para protegerlo del calor del verano. Durante los meses de más calor hay que tener un especial cuidado con los bebés más pequeños, ya que su sistema de autorregulación de la temperatura aún está inmaduro. Esto hace que puedan ser muy sensibles tanto al calor como al frío.

Consejos para proteger al bebé del calor del verano

En verano, no debemos abrigar demasiado a nuestro bebé. Debemos vestirle con la misma cantidad de que ropa que nosotros o como máximo, con una capa más. Lo mejor, es vestirle con ropa cómoda y de tejidos naturales, como el algodón o el lino. Irá muy fresquito si le pones un body. Aquí de dejamos algunos de nuestros diseños más originales.

¿Salimos a pasear con el bebé si hace mucha calor? Si salimos, debemos hacerlo en las horas de menos sol y calor, es decir, a primera hora de la mañana o última de la tarde, e intentando pasear por la sombra.

Si estamos en la playa o en la piscina, debemos proteger bien al bebé. Tenemos que intentar que esté todo el rato en la sombra, sobretodo si es un bebé muy pequeño. Debemos taparlo con ropa que cubra la mayor parte de su cuerpo y utilizar gorros y gafas de sol. Hay que evitar el sol de 12 a 16 y utilizar una crema de protección solar especial para niños o bebés y de factor 50 o pantalla total.

Es muy importante mantenerlo siempre bien hidratado, podemos darle agua aunque no nos lo pida o darle de mamar si estamos en la etapa de la lactancia. En los días de más calor podemos refrescarle con un poco de agua en la cabeza y la nuca para que esté más fresquito.

proteger bebe calor

Los días de más calor, si disponemos de aire acondicionado, se puede disfrutar de un ambiente fresquito, pero, ¿qué hacemos si tenemos un bebé en casa? Podemos encenderlo, sobretodo durante las horas en que las temperaturas son más altas y vigilando que el aire no le dé directamente al bebé. Lo ideal es tener una temperatura entorno a los 23-24 grados, se aconseja no bajarla más, sobretodo si el bebé es muy pequeño. Es importante tener nuestro hogar bien ventilado y usar un humidificador si vemos que el ambiente está muy reseco.

También podemos refrescar el ambiente con el aire acondicionado mientras vamos en coche, siendo siempre conscientes de que no puede haber mucha diferencia de temperatura entre fuera y dentro del coche.

La habitación del bebé tiene que estar entre los 20-22 grados. Mientras duerme podemos taparlo con una sábana. Podemos refrescar la habitación con el aire acondicionado mientras no esté en ella. Debemos prestar especial cuidado a las corrientes de aire.

Al igual que a los adultos, a los bebés también les gusta comer más ligero durante los meses de más calor. Las frutas y verduras son un alimento imprescindible en las dietas del verano.

Durante los meses de más calor hay que tener especial cuidado con los bebés de 0 a 1 año.

Compartir en:

Se debe guardar

Haga clic aquí para registrarle

Añadir un comentario