Déjanos tu mensaje

Categorías

Novedades

Cuidados básicos de un bebe durante los primeros meses de vida

Publicado el : 12/12/2018 12:13:41
Categorías : Artículos de interés

Los cuidados básicos que requiere un bebé no son tantos... bueno, son muchos pero a no exagerar.

La llegada de un bebé a nuestras vidas trae consigo responsabilidades, para muchas de las cuales no estamos preparados. Nadie nace sabiendo cómo educar y cuidar a un bebé, y si eres madre primeriza no temas, ¡Lo harás bien! Solo debes prestar atención a estos consejos que ofrecemos sobre el cuidado básico de un bebé durante su primera etapa de vida...

¿Qué debo saber?

El cordón umbilical

El cómo curarlo depende un poco del hospital en que el bebé nazca, pues hay quien recomienda utilizar alcohol de 70ºC, hay quien dice que solo agua y jabón y hay quien dice que no hace falta hacer nada. Recuerda siempre consultar a tu pediatra

Y limpiarlo es muy sencillo. Cuando lo bañes límpiale de la base del cordón hacia la pinza muy suavemente. Seca con una gasa y déjalo un rato al aire antes de ponerle el pañal y vestirle. No es necesario dejar la gasa puesta. Eso sí, si durante el día observas que se ensucia, vuelve a limpiarlo.

Es muy importante que vigiles signos de enrojecimiento, secreción, mal olor... Si aparecen, acude rápido a tu pediatra.

El pañal 

En sus primeros meses de vida, lo frecuente es cambiar el pañal en cada toma, tras cada deposición y siempre que lo encuentres húmedo. Debes escoger los pañales más absorbentes y suaves, para evitar irritaciones.

Cuando se los quites, limpia bien la zona; para ello, lo mejor es elegir una esponja natural y agua templada o, en su defecto, unas toallitas humedecidas específicas para bebés. ¡Nada de jabones que puedan irritarle!. Sécale bien la zona, sin presionar ni frotar, y si fuera necesario, aplícale una cremita para prevenir la dermatitis del pañal. La dirección que usemos para limpiar es importante, porque según cómo lo hagamos llevaremos los restos hacia el lugar donde quitamos la mano. De arriba a abajo, para que las heces no vayan hacia los genitales, sino todo lo contrario.

Si después de limpiarlo no está irritada su colita no hace falta hacer nada. Si se irrita, les ponemos pasta al agua en los cambios de pañal hasta que la zona perianal esté otra vez rosadita y sanita. 

Su ropita

Para evitar posibles reacciones, es recomendable lavar la ropa del bebé por separado, asegurarnos de que se aclara bien y a ser posible no utilizar suavizante, pues provoca muchas reacciones alérgicas en la piel (granitos, enrojecimiento, etc.). Conviene hacer lo mismo con sus sábanas y mantitas y con las nuestras si el niño acaba en nuestra cama o duerme alguna siesta en ella.

Recuerda siempre lavar la ropa antes de la primera puesta, y también hace bien que sus prendas se sequen al sol.

Consígue siempre ropa que sea 100% algodón, como los Bodys Personalizados que tenemos en Gumets, una alternativa económica y personalizada.

La temperatura perfecta

Es sabido que los recién nacidos tienen la misma temperatura que un adulto, pero son mucho más sensibles al frío y al calor. Por eso, cuando esté en casa, no deberás abrigarlo en exceso, permitiendo que le dé la luz solar indirecta.

Además, la habitación tu bebé debe estar ventilada, se recomienda una temperatura entre 20-22 ºC, evitando cambios bruscos.

¡Pero al salir de casa debes abrigarlo acorde al frío que está haciendo ya en este otoño/invierno!

Las uñas

Las uñas de los bebés son especialmente frágiles y quebradizas pero, ¡hay que cortárselas! Para esto debes preparar que en la habitación donde vayas a hacerlo haya suficiente luz y que el bebé esté tranquilo; por eso puedes aprovechar cuando esté dormido o después del baño, que sus uñas están más blanditas y, además, él está más relajado.

Lo más importante: usar unas tijeras con punta redondeada. Córtaselas en línea recta y nunca a ras de la carne para no hacerle daño. ¡Ánimo, sin miedo! Recuerda que puedes conseguir sus Tijeras de Punta Redonda Personalizadas en la web de Gumets.

Costra Láctea

Su pelo no necesita un cuidado especial. Después de asearle con una esponja humedecida, desenreda su pelito con un cepillo de cerdas suaves, le encantará. Puedes encontrar un precioso conjunto de Cepillo y Peine Personalizado para esta tarea.

Si observas que a tu bebé le han salido unas costras de aspecto blanquecino o amarillento en el cuero cabelludo, frente, cejas, o incluso en la cara, tranquila, es la famosa costra láctea. Se trata de una dermatitis seborreica del lactante que suele ocurrir por una sobrestimulación de las glándulas sebáceas. ¡No te preocupes, no pica!

¿Tienes alguna consulta sobre vuestra reciente maternidad? Pregunta, la comunidad de mamás siempre estará dispuesta a ayudaros...

Compartir en:

Añadir un comentario

 (con http://)