Déjanos tu mensaje

Novedades

Lactancia materna en verano

Publicado el : 18/07/2018 12:52:08
Categorías : Artículos de interés

Lactancia en verano

Para muchas familias el verano es sinónimo de nuevas rutinas y cambios de horario. Esto hace que muchas madres se pregunten si van a poder seguir sin variación alguna con la lactancia materna en verano. Si a muchos ya nos cuesta soportar las altas temperaturas, en mamás lactantes y bebés esto puede ser más duro. El aumento de las temperaturas tienen efectos físicos para los dos.

Como ya comentamos en nuestro artículo sobre Los beneficios de la lactancia materna, la OMS (Organización Mundial de la Salud), recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida de un bebé.

¿Cómo afecta el calor a los bebés lactantes?

Los bebés tienen un metabolismo más acelerado, lo que implica que se deshidraten más rápido. Por eso hay que darle el pecho siempre que el bebé lo demande, te lo pedirá llorando, poniéndose la boca en la mano o sacando la lengua con frecuencia. Los expertos comentan que si el bebé moja el pañal como mínimo 6 veces al día es que está bien hidratado.

Casi el 90% de la leche materna es agua. Así que, si tu bebé tiene menos de 6 meses y le das el pecho siempre que lo demande, no hace falta darle agua entre toma y toma. Si tiene más de 6 meses si que se le puede dar un poco de agua.

¿Cómo afecta el calor a las madres lactantes?

En verano perdemos más agua y además, producir leche materna consume una gran cantidad de agua, así que, es imprescindible que las mamás lactantes consuman como mínimo entre 2,5 y 3 litros de líquido (agua, zumos, infusiones…) cada día.

Para aquellas madres que utilizan el sacaleches, es bueno apuntar que, el calor estropea la leche antes, así que hay que ponerla en la nevera o el congelador lo antes posible.

Es recomendable que si estás con la lactancia materna en verano salgas siempre con una botella de agua en el bolso. Intenta no salir con el bebé en las horas de más sol y calor, es decir, entres las 12 del mediodía y las 4 de la tarde. Tanto si estás en casa como fuera y tienes que darle el pecho, busca un lugar fresco y tranquilo en el que los dos estéis cómodos.

¿Sabías que la hormona de la oxitocina provoca sed? Si vais a hacer un viaje en tren o avión, podrás darle el pecho en cualquier momento que el bebé lo demande. Si por el contrario, viajas en coche, tendrás que parar las veces que sea necesario para darle el pecho, ya que el bebé debe permanecer siempre en su sillita.

Si has experimentado la lactancia materna en verano, te animamos a que nos expliques tu experiencia en los comentarios del artículo. 

Compartir en:

Añadir un comentario

 (con http://)