Déjanos tu mensaje

Categorías

Mi bebé y sus lagrimitas.

Publicado el : 16/10/2019 17:11:11
Categorías : Artículos de interés

El bebé y sus lagrimas¿Qué es la dacrioestenosis y cómo identificarla?

Muchas veces los adultos confundimos que un bebé tenga los ojos llorosos con un llanto reciente o un dolor. Lo que no muchos saben es que puede no ser ninguna de las opciones anteriores. Esas "lágrimas" nacen en todos por igual, pero gracias a una obstrucción en los conductos lagrimales quedan acumuladas en su o sus ojitos.

Las glándulas lagrimales tienen como fin mantener los ojos limpios y lubricados. Durante este proceso, las lágrimas que se generan constantemente se drenan hacia los conductos nasolagrimales desde los ojos hasta la parte de atrás de la nariz, y allí las lágrimas se "evaporan". El inconveniente con el que suelen encontrarse muchas mamás y papás con bebés de hasta un año se llama dacrioestenosis, y consiste en una obstrucción en los conductos, que no permite drenar las lágrimas.

Las lágrimas se acumulan en el ojo y caen por su mejilla. Puede suceder en uno o ambos ojitos y se presenta en bebés recién nacidos, quienes no han desarrollado completamente el canal lagrimal. Esto se puede solucionar con un unos masajitos, compresas y el amor de mamá. Si tu bebé ya tiene +6 meses y has intentado con los masajitos, te recomendamos visitar al pediatra.

¿Cómo confirmo que tiene obstrucción lagrimal?

Ante el malestar de tu bebé, recomendamos SIEMPRE acudir vuestro pediatra de confianza. Si han podido confirmar la presencia de la dacrioestenosis les informarán cómo hacer los masajitos con los suaves dedos de mamá y unas compresas. De esta forma, en la mayoría de los bebés no persiste. Aunque si lo hiciera, quizás tu pediatra deba abrir el conducto nasolagrimal con una sonda, se trata de un procedimiento con anestesia general, pero en cuanto tu bebé despierta irá a casa con su familia a recuperarse y descansar.

Otras formas de que tu bebé tenga los ojitos llorosos:

Conjuntivitis: Inflamación conjuntiva del ojo. Se puede dar por factores externos como sustancias irritantes, o puede ser una infección bacteriana o viral. Tu bebé se queja de molestias en los ojos, quizás hasta se le forma una secreción en los ojos. Algunos niños tienen otitis al mismo tiempo que conjuntivitis, esto suele suceder. En este caso lo importante es acudir al pediatra, ya que la conjuntivitis trae muchas molestias a tu bebé. 

Gripe o resfriado: Es una causa muy común en recién nacidos, también en estos días frescos por la mañana, recuerda siempre mantener a tu bebé bien abrigado ¡Sin exagerar!. Puedes encontrar más información sobre cómo proteger a tu bebé del frio en nuestro Blog Gumets para mamis y papis en aprendizaje.

¡DEBES RECORDAR! 

  • Prestar atención a todos los síntomas de tu bebé.
  • Acudir al pediatra si lo necesita.
  • Transmitir calma a tu peque.
  • Cuidarle con muchos abrazos.

Compartir en:

Se debe guardar

Haga clic aquí para registrarle

Añadir un comentario