Déjanos tu mensaje

Categorías

Para los papás de un bebé prematuro.

Publicado el : 13/03/2019 11:28:53
Categorías : Artículos de interés

La llegada de un hijo es siempre un motivo de alegría. Aunque a veces puede que se adelante su llegada, y con ella lamentablemente, debamos alargar la estancia en el hospital.

¿Qué deben hacer los papás de un bebé prematuro?

Antes que nada, deben saber que no están solos. En España un 10% de los bebés que nacen son prematuros y deben pasar unos días en la unidad de cuidados intensivos. Si bien esta cifra no es reconfortante, debes saber que tu bebé está siendo cuidado por especialistas en niños prematuros, ¡No temas!. Y consulta, la información es poder, no debes temer a que te digan algo que no quieres oír porque si lo sabes, encontrarás la manera de superarlo.

Cada padre encuentra su propia forma de sobrellevar el nacimiento de un bebé prematuro o enfermo, pero quizás esta información te ayude a suavizar momentos difíciles. 

Sentirás emociones fuertes: Algo así como una mezcla de sentimientos entre felicidad y tristeza. Que tu bebé haya nacido es un milagro pero necesita algunos cuidados especiales por unos días. Te sentirás impotente, prescindible y deberás ver a través de un cristal a tu bebé. Puede que estés cansada y te culpes una infinidad de veces por lo sucedido. Permítete sentir, los sentimientos deben expresarse, y si tienes a tu pareja a tu lado deberán encontrar la manera de apoyarse mutuamente para sobrevivir juntos como la familia que ya han formado. 

Algunos hombres no manifiestan sus sentimientos para no cargar de ansiedades a su pareja. Es posible que las mujeres sientan que esa actitud demuestra falta de interés. Es en este momento en el que debemos ser tolerantes, no todos sentimos lo mismo en el mismo momento ni asumimos las cosas que nos duelen de la misma manera.

Deja que tus seres queridos los ayuden: Recordar que no están solos, siempre se puede contar con la ayuda de algún familiar, amigo, vecino... La vida puede sorprenderte con la ayuda y compañía de alguien que quizás no esperabas. Si tienes tareas pendientes en el hogar, debes recoger a los niños de la escuela o si tan solo lo que necesitas es un abrazo no dudes en ponerte en contacto con quien sea.

Apoya a tu pareja y cuídate a tí mismo: El apoyo mutuo es algo que en otros momentos de su relación puede darse por cierto, pero en los momentos de crisis es donde deben recordar estar juntos y saber acompañarse. Comenzar con algunas tareas, como dar de comer a tu bebé, puede que no sea como en tus sueños. Pero apóyate en tu pareja para realizar la extracción de leche, tú como madre puedes enviarle fotos para que el papá esté actualizado del estado actual de su bebé. Cuidarte a tí misma es casi tan importante, recuerda que eres su madre, debes estar sana y fuerte, tanto mental como físicamente. Deberás encontrar un momento del día para dedicarte cuando no estés en el hospital y poder liberar todo lo que sientes. Si lo necesitas, busca ayuda profesional.

¿Qué debo hacer por mi bebé?

Recuerda que tanto tú como tu pareja cumplen una función sumamente importante en el desarrollo y crecimiento de tu bebé. Dependerá mucho de vosotros su recuperación, su estado anímico, y lo rápido que puedan salir de allí para comenzar la vida en familia. Puede que tu bebé requiera más cuidados en un primer momento, pero es tu fuerza de madre lo que hará que salga adelante pronto.

Debes pasar tiempo con tu bebé, conocer a los profesionales que se encargan de cuidar, bañar y a veces hasta dormirlos. Aprenderás sobre cuidados especiales y el tipo de atención médica que necesita. 

Cuanto mayor sea el tiempo que dediques a conocer su condición más "cómoda" te sentirás en cuanto a cuidados y recomendaciones especiales. ¡Pregunta! Haz todas las preguntas que necesites para no quedarte con ninguna duda. 

Todas las decisiones que debas tomar con respecto a problemas médicos deben ser planteadas y resueltas en pareja. Ambos son los padres y el instinto de los dos los llevará por un buen camino.

Cuando puedas tocar, acariciar o levantar a tu bebé ¡Hazlo!. Por más frágil que se vea, si el médico te ha autorizado es porque no le pasará nada por mimarlo un poco. De hecho, los bebés reaccionan muy bien a los estímulos y si son de sus padres mucho más.

¿Sabías que sonreír a tu bebé genera una reacción que lo hace mover sus piernitas? No te pierdas este espectáculo solo porque la situación no es la ideal, tu bebé merece recibir todo el cariño y la atención del mundo. 

Mantén los pies sobre la tierra y aprovecha para cuidar de tu peque en este momento tan sensible. ¡Os deseamos lo mejor!

Compartir en:

Se debe guardar

Haga clic aquí para registrarle

Añadir un comentario